DIY: 3 abonos naturales para tus plantas

 In Noticias

 

No hay nada como el abono natural para tus plantas. En especial, si hablamos del huerto y sus necesidades. La ecuación es sencilla: si quieres comer hortalizas bien desarrolladas y con el mejor sabor del planeta pues ocúpate de ofrecerles un suelo noble y generoso, rico en nutrientes, poroso, donde el agua pueda drenar bien y así no proliferen los hongos.

 

Conseguirlo no es tan difícil como parece pues tienes al abono como un gran aliado. Claro que en el universo de lo orgánico éste debe ser natural o preparado exclusivamente para el huerto urbano, elaborado con productos de la tierra.

 

¿Sabes cómo hacer abono natural? Hay varias tipos de abono orgánico,  te proponemos 3 abonos naturales para tus plantas….así  podrás elegir el que te resulte más fácil. Eso sí, dedícale un poco de tiempo a su elaboración, recuerda que los nutrientes son fuente de vida para tus plantas, y éstas dependen de ello para realizar mejor el proceso de fotosíntesis.

Si quieres que el huerto sea un hábitat natural y feliz lo más fácil es realizar un abono con materia orgánica, es decir recuperando todos los desechos orgánicos de la casa como pueden ser la cáscara de patatas o de huevos, los restos de comida y todo aquello que desees. Puede ser un proceso algo lento pues éstos tienen que degradarse y en el proceso pueden generar un olor desagradable pero si tienes un rincón alejado es la alternativa más sencilla. También hay contenedores específicos para tal fin.

Otra opción es hacer un abono natural mezclando serrín con estiércol. Si no conocías esta fórmula puedes ponerla en práctica por primera vez mezclando una proporción de 75% a 25%. Una bien que los productos estén bien mezclados, hay que dejarla reposar unos días y luego colocar en la tierra.

Y hay muchos que utilizan las cenizas de madera para formar un abono natural pues contiene nutrientes como magnesio, fósforo, potasio y carbonato de calcio, minerales vitales para el buen desarrollo de las hortalizas y plantas. Por lo general, se vierte un poco de ceniza en el suelo y luego se agrega el compost natural para así enriquecerlo. Recuerda no agregar demasiado pues entonces podrías correr el riesgo de que la ceniza le “robe” nitrógeno al abono.

Si estos sistemas no te han convencido, o no tienes tiempo suficiente para dedicar a hacer el abono de tu huerto te recomendamos que compres el sustrato de coco y el humus de lombriz como el que contiene tu kit de cultivo seedbox, donde aprenderás a cultivar y a ver “in situ” el proceso de crecimiento de tus plantas.

 

Recent Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies