Siembra de pimientos. Recomendaciones y procedimiento.

Se conocen más de veinte especies de pimientos del género Capsium, pero solo cinco crecen generalmente en Europa.   Su sabor picante los hace muy apreciados en la cocina de diversas regiones del mundo.  La siembra de pimientos es uno de los retos más importantes que asume un agricultor urbano, ya que implican muchos cuidados pero así mismo ofrecen múltiples recompensas.  Los frutos son de los más hermosos que se pueden obtener y así mismo, la planta de pimiento resulta ser tan ornamental como los crisantemos o las violetas.

Existen igualmente un gran número de híbridos, obtenidos a partir de cruces entre estas especies, pero la mayoría de ellos, por no decir todos, solo se pueden cultivar en el continente americano de donde estas plantas son nativas.  Y es que la siembra de pimientos, como ya lo hemos advertido es una de las que mayores cuidados requiere en un huerto en casa. Veamos algunos factores que precisamos tener en cuenta para tener éxito en esta labor:

EL CLIMA:

El rango de temperatura adecuado para la siembra de pimientos es de 16  a 34 Grados Centígrados, para las especies que se pueden cultivar en Europa.  Tengamos en cuenta que, etas plantas son tropicales o subtropicales y crecen mejor en climas cálidos, húmedos. No existe la menor posibilidad de obtener pimientos en invierno y muy difícilmente en otoño.

Otro factor importante es la humedad relativa. Los pimientos prefieren el clima húmedo.  Caluroso pero húmedo.  Por ello es conveniente ser generosos en la irrigación.

Igualmente, la siembra de pimiento se debe hacer en condiciones de luz solar directa.  Por ello es preciso que busques el lugar de tu huerta urbana en donde las plantas reciban directamente la luz del sol, durante el mayor número de horas posibles.

LA TIERRA:

El pimiento, generalmente tolera un ph entre 5 y 8. El suelo debe ser ligero, fértil y rico en materia orgánica, por lo cual debes disponer de una buena cantidad de compostaje.  Una gran ventaja del pimiento es que no sufre de sobre nutrición, pero si lo afecta mucho la falta de nutrientes.  El suelo debe tener muy buen drenado, ya que recibirá grandes cantidades de agua.

LA SIEMBRA DE PIMIENTOS:

Las semillas se pueden sembrar directamente en el sitio en donde van a crecer, pero lo más común es sembrar las semillas en vasos, bolsas de plástico u otros recipientes.  Las semillas se deben introducir en la tierra, a una profundidad de 0.5 cm.  Si optaste por sembrar previamente en un recipiente, las puedes trasplantar en dos semanas, una vez que las plántulas tienen una estatura de apenas dos centímetros, aunque puedes dejarlas hasta que alcancen los 8 o 10 centímetros sin ningún problema.  Después si se te complicará el trasplante.

La siembra de pimiento requiere espacio considerable. Las plántulas se deben sembrar a una distancia promedio de 40 cm una de la otra y en hileras separadas entre sí por 90 cms. La planta de pimientos es de gran tamaño.

La siembra de pimientos implica igualmente, retirar las malas hierbas constantemente. Este cultivo atrae mucha maleza, debido a la alta concentración de nutrientes que requiere. Si no se retiran las malas hierbas con frecuencia, estas hierbas robaran nutrientes a los pimientos y no tendrás los frutos esperados.

LA COSECHA.

Nuestra siembra de pimientos nos dará frutos cuatro meses después, ello dependiendo de la variedad y de las condicione del cultivo.  La siembra de pimientos es anual. Si has hecho todo bien, tendrás unos hermosos, enormes, fragantes y muy picantes pimientos. Te lo digo, porque al momento de cosechar conviene que utilices guantes.  Los pimientos, sobre todo cuando han sido cultivados de manera orgánica suele afectar la piel, la nariz y los ojos. Por ello la cosecha se debe hacer con el equipo de protección adecuado y tan pronto sea posible, lavar los frutos para después almacenarlos.

Si necesitas ayuda, pinchando aquí siempre encontrarás una amigo que te asesore y te de una mano.

Nuestra valoración
[Total: 1 Media: 4]
Recent Posts

Leave a Comment

3 × 1 =