Cultivar Tomates Cherry – Cuidados y siembra

Cultivo; siembra, riego, abonado, poda, plagas

 

Secretos de cultivo: tomates cherry

Una de las ventajas de los tomates es que se trata de un cultivo muy sencillo y fácil de cuidar por lo que es ideal para principiantes. En el caso de los tomates cherry, los requisitos son idénticos a los de cualquier otra variedad así es que hay que contar con un terreno algo profundo y fértil pues se dice que la tomatera es muy glotona a la hora de absorber los nutrientes. En caso de no contar con tierra muy fértil puedes recurrir a un abono natural como humus de lombriz o compost incorporándolo al terreno cada veinte días. 

Otro aspecto clave es la exposición al sol pues es una planta que necesita crecer al amparo de la luz natural. Recuerda que los tomates no son buenos amigos del frío así es que si los cultivas en el exterior comienza la siembra luego de las heladas. La temperatura óptima que necesita la planta para crecer es de 20º C.

Una vez escogido el lugar en la casa y sorteadas las necesidades del suelo, sólo hay que sembrar las semillas, enterrando dos o tres por orificio a 1 cm de profundidad. Al comienzo hay que regar en abundancia para que cerca de una semana más tarde aparezcan los primeros brotes.

Luego de este riego inicial, lo ideal es realizar un riego moderado una o dos veces por semana pues el exceso de humedad da lugar a la aparición de hongos que provocan una enfermedad llamada mildiu.

Finalizada la germinación, quita las plántulas más débiles dejando sólo las más robustas y a medida que la tomatera comienza a desarrollarse verás que es necesario reforzarla con algunos tutores. Además, puedes realizar un aporcado con tierra alrededor de la planta para que las raíces se desarrollen mejor.

En estas condiciones, tu tomatera debería desarrollarse vigorosa y sin inconvenientes aunque presta atención a ella para evitar posibles plagas y enfermedades que pudieran aparecer. Las más frecuentes son la Araña roja, la Mosca blanca, el Pulgón, los Gusanos de suelo, la Ceniza, la Alternariosis del tomate o diferentes virus y bacterias. Para evitarlas, lo mejor es revisar el suelo para así eliminar restos de cultivos y malas hierbas, quitar las partes de la planta infectadas en caso de que haya alguna y cultivar tomates junto a otros cultivos como perejil o ciboulette.

¡Cultiva tomates cherry en tu huerto en casa y sácale provecho en sus mil usos y recetas! Toda una historia de secretos culinarios y ventajas.

Nuestra valoración
[Total: 76 Media: 2.8]
Recommended Posts
Showing 2 comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

seis + seis =