Cultivar Cilantro – Usos y recetas

 In Tipos de Cultivo

Cosecha, usos culinarios, usos medicinales, usos varios, conservación, recetas de cocina

 

Usos y bondades del cilantro

El cilantro es potente –algo que probablemente hayas comprobado si te gusta cocinar- aunque también una gran hierba para tener en casa. Puedes tener una plantita en la cocina para agregar en guisos, pescados y risottos. En ese caso, habrá que esperar unos 40 a 60 días luego de la siembra para entonces usar aquéllos tallos que al menos tengan unos 10 cm de altura, cortando la planta siempre al momento en que va a ser usada y sobre la línea del suelo para que vuelva a crecer. Si utilizas las semillas, entonces la demora es mayor, llegando a los cuatro meses.

Podríamos decir que el cilantro es una planta algo egoísta pues por lo general no crece nunca más luego de la primera cosecha aunque en algunos casos puede florecer nuevamente luego de dos cosechas, Claro que entonces no es tan rica como la primera. Para lograrlo, cuida la planta y colócala en una zona fría de la casa, con sol de mañana y evita cambiarla de maceta.

Si quieres dejar secar las hojas de cilantro, puedes hacerlo sin inconvenientes aunque también puedes congelar los ramilletes o bien conservarlos a una temperatura de 0º C para usarlos hasta 22 días más tarde.

 

Cilantro en la cocina

El cilantro no tiene desperdicio en la cocina pues todas sus partes son comestibles aunque las hojas frescas y las semillas son las más utilizadas, siendo estas últimas más suaves que las hojas.

En Oriente Medio, el curry se prepara con las semillas y en la cocina india se usan para condimentar muchos platos y hasta para aromatizar el café. En ese caso, se muelen las semillas y se agregan para lograr ese sabor especiado característico. Las semillas de cilantro también son usadas para preparar algunas cervezas belgas, salchichas alemanas y hasta pan de centeno en Rusia.

Sin embargo, son sus hojas las más populares en la cocina, un ingrediente esencial de la mesa latinoamericana. Se usan para preparar la salsa verde y el guacamole mexicanos, en las sopas y ensaladas de Colombia y en el encebollado ecuatoriano. También en muchos platos de la cocina tradicional panameña, en la clásica salsa Guasacaca de Venezuela y en las cazuelas chilenas. Conocido en Perú como cilantro, es el ABC del tradicional arroz con pollo.

Sus bondades también llegan a España, en donde las hojas de cilantro impregnan potajes y mojos canarios, acompañando carnes y pescados. En Extremadura en cambio es un ingrediente fundamental en el escabeche de Cuaresma para el bacalao.

Recuerda que las hojas nunca deben cocinarse porque el calor afecta su aroma y sabor así es que siempre hay que guardarlas en la nevera, preferentemente limpias y en envases herméticos. Tampoco sirve secarlas porque pierden su aroma.

La esencia del cilantro en cambio es utilizada como aromatizante de licores y bebidas digestivas y también en la perfumería.

 

Cilantro para la salud

También es una hierba muy usada en la medicina natural debido a sus aceites esenciales, que estimulan el sistema digestivo y alivian irritaciones. Además, es rico en vitaminas, en especial A y K, aunque también tiene vitaminas B, C y E. Su aporte de minerales también es muy interesante pues tiene alto contenido de potacio, calcio, magnesio y fósforo.

¿Sabías que el cilantro es un gran aliado para aliviar intoxicaciones por metales ayudando a eliminar compuestos químicos del cuerpo? También ayuda a eliminar mucosidades, estimula la producción de leche materna, mitiga la insuficiencia hepática y ayuda a depurar al cuerpo de bacterias y colesterol LDL, entre otras virtudes. Puedes preparar una infusión de cilantro para aprovechar sus beneficios.

 

Conservar el cilantro por más tiempo

Para una mejor conservación del cilantro, corta la planta justo cuando empiezan las hojas. Luego limpia las hojas con agua y remójalas en una olla durante algunos segundos. Sécalas con papel absorbente y envuelve el cilantro con más papel. Apriétalo para sacar el aire y coloca la planta en una caja hermética para evitar que entre en contacto con el aire. Luego lleva la caja a la nevera. De esta forma podrás usarlo hasta 12 días más tarde.

¿Quieres conocer más sobre el cilantro? ¡Conoce la historia y origen del cilantro!

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Cuenta atrás para finalizar la campaña de Verkami!Cultivar canónigos huerto urbano